Historias de la Historia de la Meditación

Hoy me pongo en modo “valga la redundancia” y comparto con vosotros mis meditaciones sobre la meditación. Es indudable que, la práctica de la meditación debe ser tan antigua como el hombre y se encuentra en su naturaleza como forma de enfrentar la vida y sus vicisitudes. Pero ¿podemos trazar una historia clara de la meditación tal como la conocemos en la actualidad?

Etimológicamente el término en occidente se encuentra en documentos del siglo XII, derivando del meditatum latino. Los inicios, sin embargo, hay que situarlos en plena Historia Antigua y en el Oriente. Todo apunta a que comenzó en la India hace varios miles de años y que paulatinamente se incorporó a las diferentes religiones y filosofías.

Aunque algunos estudiosos datan el acto de meditar hacia el año 3000 antes de Cristo, los primeros escritos que hablan de “contemplación” (dhyana en sanscrito) se documentan en los textos védicos de la India. Esto sucedería aproximadamente hacia el año 1500 aC. En textos védicos posteriores, hacia el 600 aC, referidos a las Upanishads, o sea a las prácticas espirituales del hinduismo, también se cita el término. Y lo que me resulta más interesante es que meditación y yoga comienzan a citarse relacionadas en el mismo contexto.

Como el budismo, y también el taoísmo, se extendieron por toda la India, Nepal, Tíbet, China y Japón, estas disciplinas lo hicieron simultáneamente. Puede decirse que los principales “portadores” al resto del mundo fueron los inmigrantes chinos que llegaron a Europa y América del Norte.

Lo espiritual se hallaba ligado también a estas filosofías de vida que abarcan desde los deseos de trascendencia y salvación hasta la concentración contemplativa pasando por las habilidades para discernir la verdad y profundizar en el conocimiento del universo.

Los Yoga Sutras de Patanjali o el Bhagavad Gita fueron las obras, que tratando todos estos temas, influyeron en otras culturas del Oeste, vía La Ruta de la Seda, para influenciar grandes religiones como el Cristianismo y el Judaísmo. El Islamismo también cruza y comparte sus caminos en la misma dirección. La interacción de las diferentes ramas y manifestaciones que cultivan la meditación se desarrolla a diferentes intensidades durante las Edades Media y la Moderna. A los umbrales del siglo XX, todas estas corrientes llegaron o bien convertidas en algo tan sencillo y a la vez atávico como el rezo o en enseñanzas y estudios muy específicos. Incluso en modas como sucede con la publicación del “Libro Tibetano de los Muertos” en 1927 o el interés de los Beatles por la India en los años 60.

La incorporación a la vida cotidiana de la meditación como vía para manejar la tensión y para mejorar bienestar total se debe en gran, gran parte a la corriente desarrollada en EE.UU. denominada MBSR o técnica Mindfulness que perseguía la Reducción del Estrés en el tratamiento de los pacientes con enfermedades crónicas. Su investigador principal es, en la década de 1970, Jon Kabat-Zinn.

¿Me lo parece solo a mí o la historia de la meditación es tan apasionante como los magníficos resultados que se consiguen con su ejercicio? Si os interesa, en otro momento seguimos hablando de esta historia que nos concierne a todos desde el amanecer de la humanidad.

Entrades destacades
Entrades recents
Arxius
Cercar per tags

Follow me

© 2016 by Elisenda Camps

Webmaster: Pepi Bauló.
Proudly created with
Wix.com
 

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • White Google+ Icon
  • YouTube - White Circle